jueves, 19 de diciembre de 2013

Del descubrimiento de Junípero en mi vida.


     Parecía un día normal, pero pronto iba a dejar de parecerlo. Salía yo de mi casa pronto, más bien prontísimo. Cerca de las 7.30 de la mañana. Y sí. Es lo que parece. Estáis en lo cierto. Soy de esas personas a las que no les gusta madrugar. Me dirigí entonces al colegio, a cumplir con mi destacado trabajo. El día estaba nublado, y las nubes no dejaban de entaponar el bello azul del cielo.

     Tras mi primera hora de trabajo, me marché a la biblioteca de la Plaza de la Virgen de Valencia. Una hermosa biblioteca dotada de una enorme y clásica estantería de madera dotada de cientos de libros. El techo estaba decorado con un fresco gigantesco que venía a hablar de la gloria valenciana. La gloria pasada, claro. En la que vivíamos con menos, seguro; pero con personas más honorables y justas que las de ahora. Y es que antes no había tanto para meter la mano. Quina honorabilitat tenen els nostres representants hui en dia, veritat? Y seguimos igual. Aquel día no me tocaba seguir estudiando inglés. Y es que el día anterior había hecho mi primer examen oficial de la escuela de idiomas de inglés. Y sí. Había sido una auténtica mierda. Un desastre vamos. Peor que las aventuras de Mr Bean....



     Y en eso que pensé. ¿Qué demonios? Después de observar cómo nuestro presidente no sabe ni decir hola en inglés; o la mismísima alcaldesa de la capital nos hace remover las tripas con un relaxing cup of café con leche, me dan ganas de retorcer gaznates como si estuviéramos en plena Revolución Francesa. Sí, sí. En plan Robespeirre. En plan cabrón. ¡Qué ganas, joder! Representantes de la nación. ¡Tócate los huevos! 47 millones de españoles representados por gentuza. Pero yo sí. Yo he de saber mucho inglés. Tenemos un nivel de Pulgarcito en este país. ¿Y pretenden que imparta mi clase de Historia en una lengua extranjera? ¿Cuándo ni si quiera me escuchan o me entienden en castellano? ¿Pero estamos locos o qué? Y pienso yo, si ya estamos en la cola de los informes PISA en cuestiones académicas, ¿qué creen que vamos a conseguir con el trilingüismo éste? Pues ya os lo digo yo. Auténticos imbéciles. Que no sepan hacer la o con un canuto. Y encima que casi no sepan ni hablar ni escribir su propia lengua materna. Para mear y no echar gota, vamos.

     Bueno. Sigo por donde iba. Que me pierdo en simples banalidades. Ví el periódico por el que ahora estoy aquí con vosotros. Lo cogí por el final, como estaba colocado, y me dispuse a echarle un vistazo a aquel artículo que me había llamado la atención. No quise leer el nombre del periódico, evitando así cualquier prejuicio heredado en mi educación. El Padre español de la patria norteamericana. Y trataba la figura de un tal Junípero Serra. Ya se que no lo habíais oído en la vida, y yo tampoco. Por eso os hablaré muy poquito de él. Parece ser que fue un beato mallorquín que allá en sus tiempos, por mediados del siglo XVIII, decidió dar el gran salto y marcharse a hacer las américas. Y es que dejó su placentera y tranquila vida como profesor universitario en la ciudad de la sobrasada para embarcarse en un viaje evangelizador y misional. Cosa que veo fenomenal. Bajo la orden de los franciscanos, hacia 1769, fundó varias misiones en la actual California. Los indígenas aprendía las bases para su subsistencia, y a cambio enseñaban tareas tradicionales a los españoles. Murió en el 1784, y se dice que evangelizó a cerca de siete mil personas, que no es poco para los medios que existían en aquella época. Es tan importante en EEUU, que este personaje histórico tiene una estatuta en el mismísimo Congreso de los EEUU, en Washington. Muchos americanos intentan devaluar su imagen, pero lo cierto es que fue una grandísima persona que luchó por su fe, por el cristianismo y por la supervivencia de los indios californianos. Creo que fue mejor eso a tenerlos en reservas apartadas actualmente. Y luego hablan del apartheid los yankees.

     Habiendo comprobado que el artículo estaba bastante bien, y me pareció de calidad, le di la vuelta al periódico. Alfa y Omega. Semanario Católico de Información. Y no os engañéis. No tengo nada en contra de la revista. Ni si quiera la había oído antes. Sabía tanto de ese tal Junípero como de la revista. O sea nada. Aquel día parecía que no iba a estudiar mucho. ¡Con lo que me gusta el francés! Abrí el periódico y caí en la página 35. Desde la fe, se llamaba la sección. Me dispuse a leer aquella columna, que llevaba por título El Papa y la doctrina, cosa que nunca he entendido en la religión, pero que respeto. Hablaba del nuevo Papa Francisco y de todo lo que está haciendo por cambiar esta anquilosada y huesuda religión en lo que se está convirtiendo el cristianismo. Y soy hombre de fe, no penséis lo contrario. Ni que vengo a criticar al primero que pillo. Voy a por este por que su escrito me da asco y pena a la vez. Hay que ser tonto del culo para decir todo eso y quedarse tan ancho. Claro, que se lo permiten. En otra revista no podría escribir, ya te lo digo yo. Es un tal A.H., del que no me he molestado ni tan si quiera en buscar algo de información sobre él. Pero es que paso de perder el tiempo en gente así. No me vale la pena. Prefiero invertirlo en estudiar inglés, que me será más productivo.

     "Estamos en guerra con el mal que invade tan a fondo a la sociedad, y a nuestro alrededor se multiplican los heridos... el aborto, las prácticas homosexuales,... Son pecados, pero llama a la Iglesia a salir al campo de batalla, a llamar a los disidentes, a recoger a los heridos, a tratarlos con infinita caridad. Si un día merecen una condena, Dios será quien lo sepa..."A.H.

     Y sí. Se queda tan ancho. He preferido escribirlo a parte, en un párrafo diferente, no sea que se me contagie y se me pege algo. Dios no lo quiera... Con todo lo que hizo nuestro querido Junípero por el cristianismo o el venerado Juan Pablo II, para que venga este insidioso y carcamal y nos hable de esto. Ya está lamentablemente mal la Iglesia para que encima éste tío venga y eche más leña al fuego. De verdad. Cada día se nota más los tiempos en los que vivimos. ¿Pero quién es la Iglesia para combatir nada? ¿Alguién la ha llamado para ser salvadora de nuestras desgracias o líder de nuestros destinos? Yo creo que no, y seguramente tu tampoco. ¿Tan difícil es conseguir un mundo de fe plural y sincero, en el que todos estemos unidos en la creencia de que hay algo más? Alguien dijo que la religión era el opio del pueblo, y otro dijo que la verdad nos haría libres. No creo nada de aquellas palabras. Es cierto que la verdad nos libera, pero en estos tiempos creo que nos encadena muchas veces. Vivimos en un mundo en el que triunfa la mentira y la falsedad, la trampa y el engaño, las falsas contabilidades y las falsas adjudicaciones. Y lamentablemente así funcionan hoy las cosas. Cristiano Ronaldo y Leo Messi son los nuevos dioses de nuestro pueblo. Y sus compañeros de equipo sus apóstoles. Sus entrenadores son algo así como Moisés o Abraham. Y creo que la religión no es ningún opio. El mal está en aquellos que nos dirigen y lideran, como tristes ovejas descarriadas necesitadas del buen pastor que nos guíe hacia el mundo prometido. No hay religión, hay fe. Una fe incuestionable de cada uno. Fe en la vida. Fe en la muerte. Fe en los marcianitos. Fe en aprobar ese examen de inglés. Fe en todas esas pequeñas cosas.

     Solo me queda despedirme con una cosa. Si pensamos en un mundo de exclusión y segregación, solo conseguiremos una vida de desolación y pobreza. Vivir con lo que uno tiene, y es, es la mejor forma de ser hombre y mujer. Con lo que realmente somos. Me voy al colegio de nuevo. Llego tarde.


3 comentarios:

  1. ...yo conocia a Fray Junipero Serra por que es una calle de Valencia y poco más, ahora ya se algo más de este señor x lo cual me alegro...respecto a A.H. no coments y a la iglesia menos...en el futbol me cago...
    que se han caido pilares muy grandes de la humanidad como el respeto... la humildad...
    Y que mi Fe soy yo... y que creo en mí... y en los que quiero creer de mi alrededor y que leyendo tus palabras me lleno de placer x lo leido, por lo que creo en tí.
    La Vida, la Muerte...por que tener Fe en ellas si son realidades??? La vida se vive, la muerte la palpas... somos agua y nos convertimos en polvo...haz el bien y no mires a quien...el mal no está solo en los que nos dirigen y lideran, el mal está a la vuelta de la esquina...el mal es el ser humano...vive, ayuda a vivir, deja vivir, respeta...me voy a dormir...

    ResponderEliminar
  2. ERES UN REBENTAT. NIIIINOT DE FALLA. MOOOOOAAAAAALCAAAAA

    ResponderEliminar