miércoles, 17 de noviembre de 2010

I have a dream...

   Todos tenemos un sueño... Algo inabarcable. Algo ilógico. Algo difícil de hallar. Algo que difícilmente podemos empuñar con nuestras manos, pues no cabe ni en nuestras cabezas. Es el sentido lógico del ser humano. El sentido último de las cosas. ¿Cómo vivir sin un fin? Se hace rara la existencia humana; la nuestra y la de todos nuestros antepasados sin esa mirada al futuro...

    Martin Luther King tuvo un sueño, un propósito que muchos en su época tachaban de imposible. Una constante que le hacía sentir, pensar y ser... ser persona. La Historia es un cúmulo de sueños, alcanzados o no, que dan como resultado una amalgama diversa y compleja de la que se compone el ser humano.

    Para mí, ¿un sueño? Es aquello inalcanzable. Lo que sólo se consigue con el máximo esfuerzo y tenacidad de la persona. 

    Tenemos la suerte de vivir en un mundo repleto de oportunidades. Un mundo que nos exige que los sueños que tenemos guardados los compartamos y los hagamos realidad. El sueño de este personaje es el mejor sueño que se puede conseguir. Un sueño que implicó a miles de personas, y supo expresarlo sin miedo a nada, sin miedo al que dirán y sin miedo a fracasar. 

    ¿Lo bonito de los sueños? ¿Para mí? Que existan personas que los disfruten.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario